Ilustración para el artículo titulado

Foto: Sam Rutherford / Gizmodo

A principios de mes, surgieron rumores de que Nintendo planeaba lanzar una Nintendo Switch renovada a finales de este año. Ahora, un nuevo informe asegura que Nintendo podría aprovechar la tecnología DLSS de Nvidia para ofrecer mejores gráficos.

Hasta ahora, las informaciones sobre la próxima renovación de la Nintendo Switch han sido relativamente escasas en detalles, girando en gran medida en torno a una pantalla de mejor calidad con panel AMOLED de 720p, y soporte de salida de vídeo en 4K cuando está acoplada a la base.

Ahora, según las fuentes que hablaron con Bloomberg, parece que Nintendo planea usar un procesador de Nvidia nuevo o mejorado con posible soporte de la tecnología DLSS para ofrecer gráficos de mejor calidad.

DLSS o Deep Learning Super Sampling es un proceso de renderizado de gráficos avanzado que normalmente renderiza gráficos a una resolución más baja, y luego usa IA y otras técnicas para mejorar los gráficos a una resolución más alta, reduciendo así el impacto de rendimiento necesario para producir gráficos de alta definición. Dependiendo del contenido o del título específico, se sabe que DLSS aumenta la tasa de fotogramas entre un 75 y un 100%, lo que en un dispositivo portátil ya limitado por su tamaño y diseño podría resultar en algunas ganancias de rendimiento bastante significativas.

La desventaja potencial es que para que los juegos aprovechen al máximo DLSS, deberán actualizarse con nuevo código o instrucciones, lo que significa que la compatibilidad con DLSS solo puede aparecer en juegos futuros y es posible que no sea compatible con títulos existentes. Además del soporte de DLSS, Bloomberg dice que el nuevo chipset de Nvidia contará también con una CPU más rápida y admitirá más memoria, lo que siempre es bueno.

Si bien Nintendo aún no ha confirmado oficialmente la llegada de un modelo Switch de gama alta, Bloomberg y otras fuentes afirman que la Switch actualizada podría salir a la venta en la temporada navideña de 2021. El precio también se desconoce; sin embargo, entre una nueva pantalla OLED y componentes más rápidos, muchos esperan que esta nuevo Switch sea de 50 a 100 dólares más cara que la Switch actual de $300.

Algo que podría arruinar los planes de Nintendo es la actual crisis mundial de chips, que ha estado limitando la disponibilidad de una amplia gama de dispositivos, incluyendo GPUs, procesadores móviles, chips de automoción, y por supuesto, consolas de videojuegos. Si bien hay un poco de tiempo antes de que lleguen las fiestas, es probable que nadie sepa si Nintendo realmente podrá lanzar una nueva Switch antes de que acabe el año.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *