Ilustración para el artículo titulado

Foto: Joanna Nelius / Gizmodo

Apple es la última empresa afectada por la escasez global de componentes que daña también a Samsung, Nvidia y muchas otras compañías tecnológicas.

Según Nikkei Asia, la crisis ha causado retrasos en las líneas de producción de MacBooks y iPads, dos familias de productos que Apple tenía planeado actualizar próximamente. Los nuevos MacBooks se habrían retrasado por la escasez de semiconductores, mientras que los nuevos iPads lo habrían hecho por la escasez de componentes de pantalla.

De acuerdo con el informe, Apple realizó los pedidos de estos componentes para la primera mitad de 2021, pero se ha visto obligada a moverlos para más adelante este mismo año. Sin embargo, algunos analistas creen que la escasez global de componentes, en particular la escasez de chips, se extenderá a 2022, afectando incluso al fabricante asiático Foxconn, que produce los iPhones.

En el mercado de la telefonía ya se están viendo los efectos de la crisis. DJ Koh, director ejecutivo de Samsung, dijo en una reunión de accionistas reciente que el “grave desequilibrio en la oferta y la demanda de chips en el sector de TI a nivel mundial” podría llevar a la empresa a no fabricar el Galaxy Note 21.

También la industria del motor se ha visto afectada. General Motors ha detenido la producción en dos de sus plantas como resultado de la escasez global de componentes.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *