Ilustración para el artículo titulado

Captura de pantalla: CALT / Weibo / Ars Technica

China celebró el pasado fin de semana el Día Nacional del Espacio. Durante las celebraciones se anunció el nombre del rover de la misión Tianwen-1 que está programado que aterrice en Marte en mayo: Zhurong; así como nuevas misiones para recoger muestras en el planeta rojo y enviar una sonda a Júpiter. Pero quizá el anuncio más sorprendente del evento, de la mano de la Academia China de Tecnología de Lanzamiento (CALT), el fabricante estatal de cohetes, sea el diseño de un gigantesco cohete capaz de despegar y aterrizar en vertical.

El cohete, por ahora un concepto compartido en un vídeo promocional, se parece sorprendentemente a la Starship de SpaceX. Al igual que la Starship, consta de una etapa inferior de gran tamaño para lanzamientos al espacio y una etapa superior con capacidad para varios pasajeros capaz de aterrizar verticalmente. En el vídeo se muestra junto a otro diseño, más parecido a un avión supersónico catapultado, para realizar vuelos suborbitales con pasajeros.

Como señala Ars Technica, el exterior del vehículo es brillante, al igual que la estructura de acero inoxidable de la Starship, y su funcionamiento es similar. Aunque la Starship se haya promocionado principalmente como un vehículo para llevar humanos a la Luna y a Marte, SpaceX planea comercializar también su nave-cohete para viajes dentro de la Tierra, como la conexión Nueva York – Shanghái de 39 minutos que mostró en un vídeo conceptual de 2017.

El diseño de CALT es parte de un programa chino para desarrollar los vuelos suborbitales como un método de transporte global para carga a partir de 2035 y para pasajeros a partir de 2045. No sería casualidad que el diseño estuviera inspirado en el de SpaceX: en 2006, un barco espía chino apareció muy cerca de donde debía hacer su reentrada el Falcon 1, el primer cohete de SpaceX. Más recientemente, China probó aletas de rejilla como las del Falcon 9 en el cohete Larga Marcha 2C, y se sabe que el país quiere desarrollar el cohete Larga Marcha 8 para aterrizar en una plataforma marítima similar a las de SpaceX.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *